Mi vida solo ha dado la vuelta una vez.

Voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta. Estoy esperando la casualidad de mi vida, la más grande. Y eso que las he tenido de muchas clases.
Sí.
Podría contar mi vida, uniendo casualidades.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Si te vas.

Lo intentas, pero no puedes.
Porque ya sólo sé hacerte daño. Porque ya sólo sabes hacerme daño.
Y entre arañazos, amaneceremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada